Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



miércoles, 29 de mayo de 2013

Sobrevivir a un "día de fiesta"

Primer paso: Mentalízate, no vas a saber lo que son días de fiesta o puentes en el tiempo que dure la oposición. Si lo tienes claro desde el principio es mucho más fácil para no cabrearte cada vez. Cuando eres opositor tienes la sensación de que, entre festivos nacionales, de las CCAA y locales, en este país hay mucho más cachondeo del que tú recordabas de tu época de estudiante. Te van a mirar mal si empiezas a decir en alto que deberían quitar festivos.

Segundo paso: Resignación, resignación y más resignación. A tu preparador le da igual que tu familia pretenda celebrar algo, que tus amigos se vayan al campo o a la feria o que tú tengas la tradición de montar en los caballitos de las fiestas de tu pueblo cada año desde que cumpliste los 3. No es día libre, no insistas porque encima los preparadores cuando se lo decimos, se lo toman por broma y se ríen en nuestra cara.

Tercer paso: No te quejes muy alto, que puede ser peor, ni te rías de otros opositores que encima tienen que cantar ese día. El próximo festivo te puede tocar a ti estar preparando el cante o estudiando con gente de botellón bajo la ventana de tu opozulo o un grupo folclórico cantando en la plaza de tu barrio alguna de la Pantoja.

Cuarto paso: Que tengas que cantar en festivo no aparece (aún) en el Código Penal como eximente de responsabilidad, ni siquiera como atenuante. Bueno, quizá puedas justificar que fue arrebato u obcecación el tirar tu Código de Comercio (y otro más gordo, si lo tienes) a la cabeza de tu hermano pequeño por decir que eres un amargado sin vida social que se morirá entre libros. Déjalo, ignora a la gente, repasa, canta y métete debajo de la manta el resto del día, que pase rapidito.

Quinto paso: Asume que todos tienen el día libre, especialmente tu familia. ¿Y sabes qué es lo peor? Que en el 90% de los casos tampoco vas a tener una biblioteca abierta cerca a la que huir. No puedes evitar que tu hermana mayor entre y salga buscando un CD que te prestó hace 3 años pero se le ha antojado escuchar hoy. No puedes evitar que tu madre aparezca una vez cada hora para preguntarte si quieres algo, si has desayunado bien, si vas a comer, a qué hora, si tienes agua... Y la mejor pregunta: "¿estás estudiando?", para lo cual me remito a un sexto paso.

Sexto paso: Respira hondo y cántate aquello de "uno, dos y tres, cuatro, cinco y seis, yo me calmaré, todos lo veréis" porque sí, te acaban de preguntar si estás estudiando y no, esto tampoco exime de responsabilidad. La gente tiene la absurda sensación de que estudiar no es tan duro, tan lento ni tan complicado. Y en los días de fiesta, no entienden por qué tienes que estudiar. Así que evita tener objetos punzantes en tu mesa, cierra los ojos e imagínate lejos.

Último paso: El festivo/puente se acaba y mañana será otro tranquilo día con todo el mundo yendo a trabajar (o donde corresponda). ¿Quieres vengarte? Ponte el despertador a la hora que alguien de tu casa esté ya vestido para irse, levántate sosegado y en pijama, prepárate un café y di "Me vuelvo otro rato a la cama, que ayer me cundió mucho. ¿Tú a dónde vas? Ah, sí, se te ha acabado el día libre." Márchate haciendo la croqueta y pensando que cuando esa plaza sea tuya, serás el primero en disfrutar de cada festivo, vacaciones y "moscosos" que te puedas coger ;)

Irene, @icpinilla

8 comentarios:

  1. jjejejjeejejejj me ha encantado!!!!! Voy a imprimirlo y lo voy a poner en mi frigo para que se lo aprendan ejjeje
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo a grapárselo en la frente a mis hermanos,a ver si dejan de hacer "comidas familiares" en festivos :P ¡Muacs!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. A ver si nos escribes tú algo con tu salero característico, que se te echa de menos ;) Un besito.

      Eliminar
    2. Eso, como co-autora del blog, exijo que escribas algo ya jejejje

      Eliminar
  3. Muy buena la entrada! Lo de las madres entrando a preguntar o tocándote la puerta para preguntarte si has comido o cosas por el estilo es un clásico. Bueno, en realidad todos son grandes hits. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son todos grandes hits!!!!!!! jejjejejejjej
      Un saludo!

      Eliminar
  4. Que risa!! me ha encantado la entrada jeje

    ResponderEliminar

¿Qué piensas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.